Buscar
  • rennyjcastillo

Ver dos veces


por Edgar Servando López


La dificultad para hablar de la obra completa de un artista radica en la inmensa variedad de formas y motivos que quedan plasmados en cada una de las piezas. Los artistas son incesantes buscadores. Nómadas en un ambiente simbólico, recogen de todos lados las piezas para darle forma al mundo. Uno no puede sino apelar a las constantes, que son para el espectador como tierra firme.

La obra pictórica de Renny Castillo, conserva este carácter nómada. Una multitud de elementos de aquí y allá, que nos revelan su propio habitar en el mundo. A la manera de los poetas, Castillo construye un universo al mismo tiempo que se construye a sí mismo. Dice Fernando Pessoa que El poeta es un fingidor/ finge tan completamente/ que hasta finge que es dolor/ el dolor que en verdad siente. ¿Qué es eso que se finge en los trazos de un artista que viene y va? El pincel de Castillo esconde un secreto, pero revela formas y situaciones reconocibles. Ver una pintura de Renny Castillo es verla dos veces, es verla de lejos y es verla de cerca, es ver mancha y ver figura, azar y medida, potencia y delicadeza. O lo que es más: se va de la potencia de lo delicado al cuán delicado se puede ser cuando se es potente. Este es un aspecto que también conserva su obra gráfica y dibujo.

Con las imágenes de Castillo nos enfrentamos a la contundencia de una forma. De golpe y sin rodeos. Tienes ante ti lo que el artista quiere que veas, no más; pero no ves en ese discurso directo un atisbo de premura, sino el cuidado de una mano paciente que espera sin ningún apuro el culminar de la pieza.





68 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

H2O